Los nuevos viajeros

Despegamos

Experiencias, emociones, exclusividad, segmentación, socialización….las tendencias de viaje han cambiado y con ellas se han aumentado los productos que se van adaptando a las nuevas exigencias del mercado. Los viajeros ya no buscan sólo un destino, sino un conjunto de servicios adaptados a sus preferencias de viaje que se desarrollan antes, durante y después del mismo.

Rumbo hacia nuevos nichos

Pero pongamos un ejemplo:

Alberto está preparando sus vacaciones y como está divorciado, pasa unos días con sus hijos y el resto los reserva para descansar unos días en algún lugar que le permita recargar las pilas antes de la “vuelta al cole”. Antes de nada realiza una prospección por sus perfiles Social Media para recabar ideas con sus followers. Cuando escoge el destino, navegadurante un rato por la red recabando información de lo que quiere visitar y cuando lo tiene más o menos claro, se pone en contacto con su agencia de viajes de confianza en la que la mayoría de los clientes tienen un perfil similar al suyo y que, además de contar con expertos en buscar alojamientos que ofrezcan precios para familias monoparentales, cuenta con un club de amigos que realizan diversas actividades relacionadas con el teatro, el senderismo, la música y por supuesto los viajes. Se trata en este caso de una empresa (en este caso una agencia de viajes) que se ha dirigido hacia un nicho de mercado concreto ofreciendo un “paquete” de servicios orientados hacia un perfil muy determinado como es de las personas divorciadas, con o sin hijos.

Un mundo unido por la red

 

Alberto durante el viaje, comparte las fotos en Instagram y Facebook, tuitea 2 o 3 veces al día contándole a su agencia qué tal va todo y va preparando su siguiente viaje con su pandilla de singles a través del grupo de WathsApp, los cuales se reunirán en alguna playa de la costa española…..se trata de una interacción antes, durante y después.

Se trata por tanto de diferentes fases dentro del viaje y las empresas que estén dentro de esas fases, tendrán más posibilidades de captar clientes que aquella que se encuentren fuera del círculo.

Viñedos Beaujolais. Francia. Enoturismo

Nuevas formas de relacionarse, nuevas formas de vender.

Casi todos estos nichos de mercado demandan nuevas experiencias y un trato exclusivo, lo cual no quiere decir que todos los servicios deban ser de lujo, sino que estén adaptados a sus preferencias. Un ejemplo muy claro es el de los grupos de interés común, en los que Sendas de Europa es especialista y donde tienen cabida desde un grupo de bodegueros que quieren realizar una ruta por destilerías de Escocia, pasando por un club de amigos del automóvil que recorren Alemania incluyendo visitas a las principales fábricas de coches, hasta la clásica peregrinación a Francia visitando los principales santuarios franceses. O el enoturismo, que tanto fuera como dentro de nuestras fronteras ofrece a los amantes del vino experiencias únicas y hasta hace poco inimaginables.

Basilica de Saint Remi. @wikipedia Lourdes. Santuarios franceses

Son colectivos que demandan un conocimiento muy pulcro de los destinos con mucho nivel de detalle: el tipo de hotelería que reúna las condiciones de calidad, situación y servicios; restaurantes acordes al bolsillo y los gustos del cliente; guías especializados; rutas acertadas; rincones exclusivos; excursiones fuera de los circuitos habituales….

Fábrica de Mercedes Benz. Alemania

Los “nuevos viajeros” se mueven en ámbitos tan diversos como diversos son los gustos, preferencias, hobbies y situaciones personales de cada uno de nosotros.

Recuerda #Sendastelleva

1 Trackback / Pingback

  1. Los nuevos viajeros | turislandia, el blog de Begoña Lluch

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*